(Caracas, 25-01-2019/Prensa Presidencial).- La Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) se mantendrá apegada a la Carta Magna, y a su juramento de defender la democracia, la soberanía y la voluntad del pueblo venezolano, por ello reconoce como único Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, a Nicolás Maduro Moros, electo democráticamente por la voluntad del poder popular el pasado 20 de mayo de 2018.

La afirmación la hizo, desde la sede del Ministerio del Poder Popular para la Defensa, el ministro Vladimir Padrino López, durante un pronunciamiento oficial de la FANB sobre el golpe de Estado institucional perpetrado el pasado 23 de enero en el país, tras la juramentación del diputado de la Asamblea Nacional en desacato, Juan Guaidó.

El ministro Padrino López, acompañado del Estado Mayor Superior Ampliado de la FANB, Comandos de apoyo y el CEOFANB, aseguró que «después de haber escuchado la voz y sentir de los mayores generales y almirantes, comandantes de las ocho Regiones Estratégicas de Defensa Integral (REDI), junto a sus Estados Mayores, comandantes de las Unidades Operativas de la FANB, y dependencias administrativas del sector defensa, ratificamos nuestro apego a los valores patrios de Venezuela, tierra que amamos profundamente y moriremos en su defensa». 

«Nunca dejaremos de estar al lado del pueblo de Venezuela que hoy vive en zozobra e incertidumbre por culpa de factores de la ultraderecha plegados a intereses imperiales pretenden fragmentar, generar caos, anarquía y violencia en el país», sentenció.

El Ministro al calificar la actuación de los sectores violentos de la oposición, como un «juego de niños y de infantilismo político», señaló que «fijamos nuestra posición inexorable que es nuestro apego a la Venezuela unida, de los valores históricos, de los libertadores, al contrato social que nos hemos dado en un proceso constituyente, que el pueblo democráticamente en referéndum aprobó, para conducir los destinos de la Patria».

Al respecto, rememoró los sucesos del año 2002, cuando le dieron un golpe de Estado y secuestraron al comandante de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez Frías, desaparecieron todos los Poderes Públicos, y borraron de un plumazo, la ley suprema: la Constitución Nacional Bolivariana de Venezuela, y dejaron en estado de indefensión y desesperanza al pueblo venezolano.

«Se vivió un evento reprochable, un señor levantando la mano nuevamente autoproclamándose presidente de la República Bolivariana de Venezuela. Esto es asunto gravísimo que atenta contra el Estado de Derecho y la paz de los venezolanos. Es aberrante lo que ocurrió este 23 de enero de 2019», argumentó.

El ministro Padrino López, advirtió que «nosotros que tenemos grabados en la mente y en el corazón los sucesos del 11, 12, y 13 de abril de 2002, nunca pensamos que algo así podría volver a ocurrir en nuestro país, nos sorprendieron con esta autoproclamación sin saber por qué motivo ni argumento. Pareciera risible, pero alerto al pueblo de los peligros que esto representa para nuestra soberanía e integridad nacional».

Asimismo, aseguró que «gracias a Dios nosotros tenemos una Carta Magna que nos obliga a mantenernos dentro de nuestra Constitución Nacional y todo aquello que no pueda dirimirse dentro de ella, debe analizarse a través del diálogo franco y positivo. El Gobierno Bolivariano ha hecho reiterados llamados a la mesa de conversación política».

En tal sentido, afirmó que «la guerra no es nuestra opción, es el instrumento de los apátridas que quieren vernos matarnos entre nosotros. Rayan en irresponsables, no saben de lo que hablan. Los militares estudiosos del arte de la guerra si sabemos de la historia y de los millones de seres humanos que pierden sus vidas. Estamos llamados a evitar un enfrentamiento entre hermanos porque esto no va a solucionar los problemas del país».

Durante su pronunciamiento, Padrino López, agradeció a los gobiernos de buena voluntad que buscan el entendimiento, equilibrio y el diálogo, y ratificó a los países involucrados en el golpe de Estado y en montar un gobierno de facto: «La FANB apuesta a la paz, no a la guerra. No haremos nada al margen de la Constitución».

«Esto que acaba de ocurrir es un hecho vergonzoso. Da mucha pena ver a factores desquiciados y personas fuera de su centro, que de manera violenta y esquizofrénica, pretender irrumpir el orden constitucional, y apoyar un gobierno paralelo. Ustedes saben que sus actuaciones no tienen sustentabilidad jurídica, son nulos, y todo lo que hagan de esta manera, está destinado al fracaso», aseveró.

De igual forma, manifestó que «nosotros los hombres y mujeres uniformados seríamos indignos de portarlos, si no defendemos nuestra Constitución, nuestra independencia y soberanía. Vamos a cumplir el juramento ante Dios de defender nuestra patria, instituciones y la democracia venezolana, estamos dispuestos a morir por ella». (FIN)