(Caracas, 21-03-2019).- Una de las cosas que demuestra el carácter criminal de las sanciones, del bloqueo y de la agresión del gobierno de Donald Trump contra toda Venezuela es la persecución que hay contra las medicinas.

El gobierno de Donald Trump nos tiene secuestrados 5 mil millones de dólares para comprar medicinas en el mundo.

Donald Trump, eres tú el responsable de unas de las medidas más criminales contra un pueblo, perseguir las medicinas para después venir a decir que están dispuestos a dar ayuda humanitaria, ¡hipócritas, cínicos, farsantes, fariseos!

Le digo a Venezuela que el motor farmacéutico va a garantizar las medicinas para el pueblo de Venezuela ¡llueva, truene o relampaguee!

Venezuela no se rinde, Venezuela sigue adelante con su cabeza de frente, altiva.

Toda la ayuda, todo el apoyo regular, organizado, ordenado, solidario que venga del pueblo de Estados Unidos, será bienvenido a través del Consejo Mundial para la Paz.

¡Estoy de acuerdo y estoy dispuesto apoyar! Todo lo que el pueblo de Estados Unidos sea capaz de enviar en ayuda, en apoyo solidario, humano, al pueblo de Venezuela, ¡claro que sí!

Se está levantando en el mundo una gran ola de solidaridad, de apoyo y de amor con el pueblo de Venezuela, y de repudio al imperialismo norteamericano, ¡se está levantando una gran fuerza mundial!

 Los pueblos del mundo están pendientes de Venezuela y tengan la seguridad que tenemos el apoyo del pueblo de los Estados Unidos en la lucha por la paz, por el desarrollo, por la independencia.

En estos días van hacer una inmensa marcha hasta la Casa Blanca para entregar las firmas del pueblo de los Estados Unidos a Donald Trump y decirle “Hand Off Venezuela”.

 ¡Al 6to día se hizo la luz!, gracias a los trabajadores de Corpoelec, no pudieron con el golpe eléctrico, lanzamos nuestro contragolpe y ahora vamos avanzar en el desarrollo y la recuperación de todos los motores de la economía nacional.

Venezuela tiene la capacidad industrial y productiva para garantizar al sistema público y todo el sistema de salud, todos los fármacos y todas las necesidades cubiertas con producción nacional.

En el New York Times salió un artículo repulsivo, diciendo que Cuba utiliza los médicos en los barrios y comunidades de Venezuela para chantajear a los usuarios y pacientes, para que voten por los candidatos de la revolución.

 Ojalá Estados Unidos, con todo el poder económico que tiene, invirtiera para mandar médicos solidarios a los pueblos del mundo que lo necesitan.

Yo les pido, a nombre del pueblo de Venezuela, a los encargados de laboratorios, industrias, ministerios y el motor farmacéutico hacer un esfuerzo extraordinario, ¡yo quiero ver resultados pronto y concretos!

Tenemos el sistema para tener el control de la satisfacción de las necesidades de la red hospitalaria, de Barrio Adentro y toda la red de ambulatorios, y de la red de farmacias del país, es un reto que tenemos, ¡estoy seguro que lo vamos a lograr!

Estamos del lado correcto de la historia, del lado correcto de la vida, del lado correcto del presente y del lado correcto del futuro.

Pido el apoyo de los científicos, pido el apoyo de las universidades, pido el apoyo de los trabajadores para ir hacia un poderoso motor farmacéutico.